Un paseo al puente romano de la garganta de Torinas

Sinceramente este era un reportaje que tenia muchísimas ganas de realizar y no pude resistirme más que los primeros días de primavera para bajar al puente romano de la Garganta de Torinas, entre nuestro pueblo y Sartajada.
La caminata la comencé desde el Paseo del Ejido, en busca de las primeras indicaciones, para hacer de este reportaje una guía para aquellas personas que no conozcan la ruta, que dura aproximadamente unos 25 minutos.


Las primeras indicaciones las encontramos a la salida de La Iglesuela. Estas son las señales de << Sartajada 4,3 km / La Iglesuela 0,1 km >> y Vereda de Cervera. El camino que se ve junto a esta última señal es el que conduce a la Garganta de Torinas y Sartajada
Unos 200 metros después está este panel de piedra y cerámica que además de hablarnos de La Iglesuela nos muestra la Senda Viriato GR-63, que une todos los pueblos de la Sierra de San Vicente. En concreto esta etapa une nuestro pueblo con Sartajada. Y a la vez a medio camino se encuentra el majestuoso puente romano.


En todo momento seguimos los postes indicativos en dirección Sartajada.




El comienzo del camino es llano, pero a medida que uno va alejándose de La Iglesuela y adentrándose en el pequeño valle de Torinas se convierte en una fuerte bajada.




Llegado al puente pude ver un galápago, una especie de tortuga que habita en la garganta de Torinas, pero que intentó mimetizarse con las rocas enseguida, por lo que es muy difícil verlas, aunque gracias al agua cristalina pude retratarla.
El puente siempre se ha atribuido a la época Romana, incluso los carteles informativos oficiales hacen referencia a que podría datar del siglo I o II Antes de Cristo. Pero historiadores locales posicionan que el puente actual puede ser del siglo XVIII, cuando La Iglesuela experimento un gran desarrollo económico. Aunque no descartan que su primer levantamiento si fuera en la época romana.



Puede que te suene este puente de haberlo visto en algún lugar y más si alguna vez te has enganchado a las novelas de Antena 3. Aquí se grabó un capitulo de Bandolera.



Concluido el reportaje del puente tenia la decisión de continuar hacia Sartajada o volver a La Iglesuela, pero el sol comenzaba a bajar y con ello la temperatura, puesto que decidí volver.


La vereda de Cervera tradicionalmente ha sido un paso de ganado entre Talavera y el Valle del Tiétar y a día de hoy lo sigue siendo, pero a nivel local. Y casualmente llegando ya a La Iglesuela me crucé con un par de ganaderos dejándome tomar estas dos ultimas instantáneas.